La otra (Quinteto de la muerte 3) por Sandra Heys

July 16, 2019

La otra (Quinteto de la muerte 3) por Sandra Heys

Titulo del libro: La otra (Quinteto de la muerte 3)

Autor: Sandra Heys

Fecha de lanzamiento: June 12, 2018

Número de páginas: 422 páginas

Editor: SELECTA

Obtenga el libro de La otra (Quinteto de la muerte 3) de Sandra Heys en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Tercera y esperada entrega de la serie «Quinteto de la muerte» de Sandra Heys.

La fuerza del primer amor se pone de manifiesto en esta historia, cuando el destino quiere que los protagonistas se vuelvan a encontrar años más tarde.

Ella vivía la vida, la gozaba. Él se casaría porque era lo que debía hacer.
¿El resultado? Un desastre.

La diseñadora de modas Lorena Irribarren sonríe feliz porque sabe que por fin su marca «I de Irresistible» está llegando adonde ella quiere, ya casi no da abasto con todos los encargos que recibe.

Pero cuando llegó hasta su taller Gabriela Matus, una de las señoritas de clase alta más fotografiadas del medio nacional, dejó todo de lado por atenderla.

La mayor sorpresa de Lorena fue el día que se encontró con Gabriela y su novio, ya que no era otro que Antonio, el primer hombre de su vida. El único realmente importante.

Cuando Antonio descubre que la diseñadora tan apetecida es Lorena, sabe que tiene que enfrentar el pasado antes de pensar en el futuro, por lo que una tarde se ve a sí mismo visitando a Lorena en su taller.

Pero la salvaje naturaleza de su pasión y lo profundo de su amor es más fuerte, y sin poder hacer nada por evitarlo, terminan recordando viejos tiempos en la bodega de las telas.

Por cosas de la vida, las amigas de Lorena, su «Quinteto» siempre bromearon a costa de ella llamándola «La Otra». Lo que jamás, ninguna de ellas pensó, ni siquiera por la disipada vida que lleva Lorena, es que era eso justamente en lo que terminaría convirtiéndose.

¿Lo peor? Era la otra de Antonio...